Judías verdes

Es entre los meses de mayo a octubre cuando las judías verdes están más jugosas.

Las judias averdes son muy ricas en minerales, vitaminas y fibra. Tiene escaso aporte calórico y un gran contenido en agua.Mínima cantidad de hidratos de carbono, proteínas y casi nada de grasas.

Es pobre en calorías (35%) y abundante en fibra, sobre todo la variedad ancha. En cuanto al contenido vitamínico y mineral, los protagonistas son la vitamina C, provitamina A, magnesio, potasio y calcio

Es muy importante que sean frescas, al cogerlas se convierten sus azúcares en almidón. Cuanto más frescas mejor. 
Admiten muy bien la congelación ya que conservan su sabor dulce y su consistencia tierna.

Si son muy duras antes de cocinarlas, hay que lavarlas y quitarles las puntas y, a veces, los hilos. Si las cocemos con un poco de bicarbonato no perderán su color verde.

El caldo de su cocción es muy sano, tanto para beberlo en frío como para utilizarlo para sopas.

 

Judías verdes en papilote

Limpiamos las judias verdes y las asustamos en agua hirviendo durante unos minutos.
Las escurrimos y ponemos en triangulos de papel albal, con queso cabrales. Realizamos tantos papilotes como personas para las cuales queramos cocinar. Calentamos el horno y metemos los papilotes durante diez minutos.

Horario

 

de Lunes a Viernes

Mañana: de 08,00 a 14,00

Tarde:    de 16,00 a 20,00

Sábados:

Mañana: de 08,30 a 14,00